¿Sabes por qué el aceite HUERTOLIVA no tiene certificaciones, ni denominaciones?

Porque tenemos claro con quien queremos compartir el fruto de nuestro trabajo.

Porque como el caso de las almazaras, es un puro trámite burocrático previo pago a una empresa privada.

Porque pensamos que la certificación es fácil para los grandes y complicada y cara para las pequeñas.

Porque la certificación no garantiza ni la cercanía, ni la calidad, ni la economía social.

Y además, porque nuestro aceite está hecho con las aceitunas que vienen de pequeños productores, familias jornaleras con un pedazo de tierra en un cerro, donde acaba la campiña del terrateniente sevillano y comienza la serranía gaditana, de aquellos que no reciben ayudas europeas, de aquellas que estaban obligadas a malvender su cosecha, o de aquellos que esperan la rebusca, de aquellas que piden permiso para entrar en olivares abandonados, de aquellos que cansados de desconfiar, han confiado en un proyecto realizado por y para jornaleros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s